como es el trabajo de redactor digital

Cómo es el trabajo de un redactor digital de contenidos para webs

Existe la creencia de que cualquiera puede hacer el trabajo de un redactor digital.

Está claro que no todo el mundo puede escribir libros. Pero cuando hablamos de escribir artículos para un Blog, la cosa cambia. La gente se pone digna.

¿Para qué necesito un redactor de contenidos si puedo hacerlo yo?

Entonces, se ponen a escribir en su Blog como pollo sin cabeza.

No hay estrategia, no hay investigación, no hay SEO. Y, por supuesto, no tienen idea de qué es lo que sus potenciales clientes quieren leer.

Escribir así es como ponerse de espaldas y tirar a canasta.

Puede que metas algún tiro de los 100 que intentes, pero será pura casualidad.

Si lo que quieres es que tu estrategia de marketing de contenidos dé sus frutos, es mejor que empieces a valorar a tu redactor de contenidos.

Hoy quiero aportar mi granito de arena a esta profesión. Por eso he escrito este artículo.

Te voy a contar con un poco más de detalle cómo es el trabajo de un redactor digital.

Qué es un redactor digital y qué hace

Un redactor digital es la persona encargada de escribir artículos para el Blog de una página web. Ese es su principal cometido. Pero no el único.

El trabajo de un redactor digital va mucho más allá.

Entre sus labores, hay otras que no implican escribir, pero que tienen una importancia clave en los resultados que obtenga la estrategia de contenidos.

Generación de ideas

Escribir un Blog no es sentarse delante del teclado y ponerse a aporrearlo con lo primero que te viene a la cabeza.

Es necesario pensar bien. Observar a tus clientes potenciales para entender sus necesidades.

La función principal de un Blog es responder a las preguntas que tus clientes tienen en la cabeza y que afectan a tu negocio. De esa manera, podrás lograr que confíen en ti y acercarles a la compra de tus productos o servicios.

Por eso, lo primero es investigar y conseguir ideas.

Debes saber cuáles son esas preguntas. Y buscar la manera de responderlas.

Este artículo de Miss Kopy te puede ayudar a encontrarlas. Échale un vistazo.

Investigación

Una vez tenemos un listado de ideas, toca ponerse a investigar.

De hecho, muchas veces es más importante y lleva más tiempo este proceso que el de la propia redacción de contenidos.

Es algo que mucha gente no valora del trabajo de un redactor digital: no todo es escribir, también hay que leer y escuchar mucho.

Hay que ver lo que escribe la competencia. Empaparse de la materia. Conocer al cliente potencial.

Solo así se pueden encontrar puntos de vista propios y aportar un valor añadido.

Búsqueda de palabras clave

¿De qué sirve un artículo genial si luego nadie entra en tu página para leerlo?

Puedes publicitarlo en tus redes, compartirlo entre tus contactos… pero al final lo que te interesa es que lleguen nuevos prospectos que no te conocen para generar oportunidades de negocio.

De eso va el marketing de contenidos, de atraer.

Ahora, el redactor digital ya sabe lo que quiere decir. Le falta el cómo.

Para atraer visitas desde los buscadores, debes conocer las palabras clave de tu nicho. Y su búsqueda forma parte del trabajo de un redactor digital.

Las palabras clave son la manera exacta en que la gente realiza las búsquedas en Google.

Utilizándolas con cabeza, puedes lograr que tu contenido encaje con esas búsquedas. Si lo haces bien, puede que Google te premie con una subida de posiciones.

En este artículo te hablo de las herramientas gratuitas ideales para encontrar esas palabras clave.

trabajo de un redactor digital

Creación de un calendario editorial

Otra parte del trabajo de un redactor digital. Bastante desconocida, pero esencial.

De hecho, es un servicio que muchos redactores venden por separado. Sin necesidad de contratar la redacción de los artículos.

Eso nos dice algo de su importancia dentro de una estrategia de contenidos.

El calendario editorial es un documento que recoge todos los artículos que se van a publicar en los próximos 3, 6, 12 meses… Y no solo eso, sino que en el se especifica todo lo necesario para redactar cada post:

  • El título.
  • El subtítulo.
  • Las palabras clave.
  • La fecha de publicación.
  • El metatítulo para Google.
  • La metadescripción para Google.
  • Los objetivos del artículo en la estrategia.

Porque, a riesgo de resultar pesado, te repito que es importante tener una estrategia. Y el calendario digital es la herramienta perfecta para estar preparado para llevarla a cabo.

Un calendario editorial aglutina todo el trabajo de un redactor digital previo a la redacción.

Date de alta en mi lista y recibe mi guía gratuita con 10 TRUCOS BÁSICOS DE COPYWRITING. De vez en cuando también te mandaré emails con consejos para vender más y mejor. Siempre interesante y entretenido.

Para cumplir con la RPGD, tienes que aceptar la política de privacidad. Tu email se almacena en el proveedor de email marketing Mailchimp, que también cumple la RPGD.

Cómo te ayuda el trabajo de un redactor digital

En este otro artículo ya hablaba de la importancia del contenido en Internet. Pero si no tienes tiempo para leerlo, te lo resumo brevemente.

El trabajo de un redactor digital es fundamental en una estrategia de marketing de contenidos. Y gracias a sus artículos, puedes lograr:

  • Mantener una relación activa con tus clientes.
  • Destacar como un experto en tu sector y lograr mayor autoridad.
  • Atraer tráfico interesado en tu negocio gracias al posicionamiento en buscadores.

Tarifas de un redactor digital de contenidos

En el mundo de la redacción de contenidos, puedes encontrar de todo. Y como en todo, lo barato no suele ser sinónimo de calidad.

La redacción de contenidos es una profesión que ha sido muy maltratadaPor eso, muchos redactores digitales no han visto otra opción que aceptar las reglas del juego.

Cobran 1 o 2 euros por cada 100 palabras y malviven como pueden.

El problema con estos es que tienen volúmenes de trabajo muy grandes que les impiden dedicarle a cada artículo el tiempo que merece. Y eso te afecta a ti porque difícilmente obtengas los resultados que esperas.

Luego están los redactores digitales que se niegan a entrar en la rueda.

Entre estos, las tarifas varían mucho según experiencia y autoridad. Y en los resultados que obtienes, claro.

Hay buenos redactores trabajando desde 0,04€ por palabra hasta verdaderos cracks del sector que lo hacen por 0,10€ o más.

Al final, la elección que hagas depende de lo que te puedas permitir, lo que estés dispuesto a pagar y los objetivos que pretendas alcanzar.

Lo que está claro es que no puedes esperar lo mismo del trabajo de un redactor digital que te cobra 1€ por 100 palabras que del de que te cobra 0,10€

Deja un comentario

Descarga gratis mi guía con 10 trucos básicos de copywriting.

Descubre los secretos del copywriting y empieza a sacar mayor provecho a tus textos de venta desde hoy mismo. Además, de vez en cuando recibirás historias en las que te doy algún consejo de copywriting.

Para cumplir con la RPGD, tienes que aceptar la política de privacidad.
Tu email se almacena en el proveedor de email marketing Mailchimp, que también cumple la RPGD.