La era del contenido: por qué esforzarte en generar contenido de calidad

marketing de contenidos

Es la comidilla en el mundo del marketing digital.

“Tienes que crear contenido de calidad, es la única manera de que tu página web pueda hacerse un hueco en Internet”.

Y es cierto. Lo creas o no, sin contenido de calidad estás abocado al anonimato. Es algo que puede resultar fastidioso al principio, pero pensándolo bien, ¿qué has venido a hacer a Internet si no es ofrecer contenido de calidad?

Todos los que pululamos por Internet nos debemos a los internautas. Nosotros mismos lo somos. Así que pregúntate: ¿qué quiero encontrar yo en Internet?

Comprenderás entonces por qué es importante que tu blog no sea una patata.

El contenido es el rey

Es el mantra más repetido en el mundillo del marketing.

Pero ¿qué significa?

Pues que el contenido (de calidad) prima en la red. Es lo único que puede ayudarte a hacerte un hueco y posicionar tu página web.

El marketing de contenidos, que tanta fuerza ha cobrado en los últimos tiempos, trata de seguir una estrategia de creación de contenidos de calidad que te ayude a aumentar tu autoridad en Internet y a posicionar.

escribiendo contenido

Qué es contenido de calidad

¿Cómo es el artículo de blog ideal? Seguro que eres capaz de imaginarlo.

A bote pronto, probablemente dirías que es aquel que responde a tus dudas de manera clara y concisa y que no te hace perder el tiempo.

Es decir, quieres que satisfaga tus necesidades en un momento concreto. A poder ser, aportándote incluso más de lo esperado.

Si un artículo logra eso es que está bien enfocado, sabe lo que pretende y ataca un tema concreto de manera efectiva. Después de leerlo, tus dudas se habrán solventado y no tendrás la necesidad de seguir buscando.

¡Google estará encantado!

El contenido de calidad y Google

No creas que esto del contenido de calidad es solo un acto altruista para con los internautas. Si tienes un negocio en Internet, tienes que vivir de algo.

Desde hace tiempo, Google viene premiando el contenido de calidad dándole un empujón en su buscador.

Pero ¿cómo sabe Google cuándo está ante contenido de calidad?

Google es como una madre. No se sabe muy bien cómo, pero lo sabe.

Por supuesto, un factor importante es el SEO. Si estás tratando de aportar valor sobre un tema y no haces referencia a las palabras clave, va a ser difícil que Google te perciba como una ayuda.

Pero, sobre todo, hay factores importantes relacionados con la actitud del visitante.

Si la gente no permanece en tu web más de 30 segundos, Google percibirá esto como que no han encontrado lo que andaban buscando.

¿Conoces la lectura en F?

Es importante enganchar en el primer párrafo y tener una estructura clara y sencilla.

De un vistazo, el visitante debe saber si va a encontrar lo que busca. De lo contrario, se marchará sin molestarse en leerte. Aunque más abajo su duda quede esclarecida.

Si después de tu artículo visitan otros que tratan el mismo tema, es probable que no hayan encontrado lo que buscaban o que no hayas despejado sus dudas. Esto también nos dejará en evidencia ante Google.

marketing de contenidos

Cómo crear contenido de calidad

La respuesta parece sencilla.

Como hemos comentado más arriba, si quieres contenido de calidad para tu blog, tendrás que responder a una pregunta concreta o tratar un tema específico. Pero, sobre todo, hacerlo de forma clara y concisa y que aporte valor a tu visitante.

Quieres que se vaya pensando: “¡Ahora lo entiendo! ¡Este tío sabe de lo que habla!”.

Para lograr esto puedes usar algunas tácticas que te ayuden a cumplir con el nivel de exigencia:

1. Investiga a tu lector

Definir a tu cliente ideal es extremadamente útil. Te puede ayudar en todas las facetas de tu negocio. Incluso en la redacción de artículos.

Descubre qué quiere saber y cómo pueden ayudarle tus conocimientos.

2. Empápate de la materia sobre la que vas a escribir

Si tus conocimientos no son muy profundos, es importante realizar una investigación previa.

Empápate a través de otros blogs, lee sobre lo que no tengas claro, aclara tus ideas antes de escribir.

3. Esfuérzate en enganchar pronto al lector

El primer párrafo es esencial. Debe atrapar al lector para que no salga corriendo.

Hay muchas formas lograr esto: el humor, contar una historia, usar una metáfora,….

A parte de esto, es imprescindible que tengas un título atractivo.

4. Escribe con un objetivo

No pierdas de vista el objetivo de tu artículo. Ten presente por qué lo has empezado a escribir y persigue ese fin hasta el final. No te desvíes.

5. Ten cuidado con el SEO

No te obsesiones con posicionar palabras clave. Un texto que abusa de ellas se convierte en un tostón insufrible para el lector.

Aprovecha los títulos y subtítulos, introdúcelas cuanto puedas, pero hazlo con cabeza y naturalidad.

Y tú, ¿cómo mantienes tu blog a flote?

Cada uno hace lo que puede por mantener el nivel de calidad de su blog y su presencia en Google. Ya sea de manera personal o delegando en un redactor.

Cuéntame en los comentarios cómo logras sobrellevar esta dictadura del contenido, ¡estaré encantado de leerte!

Deja un comentario

Descarga gratis mi guía con 10 trucos básicos de copywriting.

Descubre los secretos del copywriting y empieza a sacar mayor provecho a tus textos de venta desde hoy mismo. Además, de vez en cuando recibirás historias en las que te doy algún consejo de copywriting.

Para cumplir con la RPGD, tienes que aceptar la política de privacidad.
Tu email se almacena en el proveedor de email marketing Mailchimp, que también cumple la RPGD.