3 fórmulas de copywriting perfectas para organizar tus textos de venta

formulas de copywriting

Hay mucha gente que solo con oír hablar de fórmulas de copywriting pone el grito en el cielo. Como si hacer uso de ellas fuese trampa.

A mí me gusta pensar en ellas de otra manera: como si fueran recetas de cocina.

Una receta es la guía para realizar cualquier plato. Te da los ingredientes, los pasos a llevar a cabo y los tiempos necesarios para que no sea un desastre.

Están muy bien, y si las sigues paso a paso obtendrás buenos resultados.

Sin embargo, los mejores cocineros tienen capacidad para darles una vuelta de tuerca. Cogiendo una receta, saben salirse por la tangente y darle un toque único y personal. Incluso saltarse pasos o sustituirlos.

Pues lo mismo pasa con las fórmulas de copywriting.

Si las sigues paso a paso, casi siempre te saldrá una página de ventas decente. Pero si lo que quieres es ser un gran copywriter, tienes que tener la capacidad de utilizarlas con un poco de alegría.

Cuando tienes un poco de experiencia, lo mejor es que pruebes cosas. Quita, pon, mueve… Dale tu toque personal a esas fórmulas de copywriting.

Por qué debes conocer las fórmulas de copywriting

A parte de lo obvio, claro.

Como ya he dicho, las fórmulas de copywriting serán las recetas de tus páginas de venta, anuncios, emails… y te guiarán en su redacción.

Sea cual sea tu opinión sobre ellas, debes conocerlas. Aunque te resistas a utilizarlas. Aunque quieras hacer las cosas a tu manera. Conocer estas fórmulas es obligatorio.

Volvamos a la metáfora de la cocina.

Imagina que Jordi Cruz (o cualquier cocinero de renombre, no sé mucho de este tema) no supiese hacer una tortilla de patata. Sería raro, ¿verdad?

Si ves a alguien haciendo cocina de diseño, jugando con nitrógeno o haciendo esferificaciones de vete tú a saber qué, te aseguro que conoce los platos más básicos. Porque para llegar a eso, ha estado siguiendo recetas de pé a pá mucho tiempo.

Si quieres redactar páginas de venta a placer, sucede lo mismo. Debes conocer las fórmulas de copywriting. Una vez las domines, podrás probar cosas diferentes. Pero hay que conocer el ABC.

fórmulas de copywriting

3 fórmulas de copywriting fáciles de aplicar en tus textos

Las fórmulas de copywriting que te voy a mostrar son básicas, pero eso no quiere decir que sean menos efectivas. Al contrario.

Estas fórmulas han sido inventadas por genios del marketing y se siguen utilizando en las más altas esferas del copywriting. Son tan sencillas que asustan. Pero su eficacia está más que probada.

Empecemos:

Fórmula AIDA

Se trata de una fórmula sencilla, pero que ha sido capaz de encandilar a un copywriter de la talla de Neville Medhora. Siempre habla de ella.

Las letras que forman el nombre significan: Atención, Interés, Deseo y Acción.

Esta fórmula de copywriting se puede usar en páginas de venta cortas, anuncios o emails. En estos últimos funciona especialmente bien.

Vamos a verla de una forma un poco más detallada:

– Atención: captar la atención del lector es esencial. Puedes hacerlo con un titular impactante, mostrando un beneficio muy claro… o con ambos a la vez.

Lo importante aquí es que el lector siga leyendo.

– Interés: perfecto, ya tienes la atención del lector. ¡No dejes que escape! Atrápales sutilmente con tu texto. Haz que se interesen de verdad por lo que les cuentas. Dales datos y beneficios interesantes

En esta parte, también puedes tocar puntos de dolor. Eso funciona bien.

– Deseo: a estas alturas, tu lector ya debería estar planteándose muchas cosas. Has captado su atención y conseguido que se interese por lo que le cuentas. Ahora tienes que MOSTRAR.

Muéstrale cómo podría ser su vida gracias a tu producto a servicio. Lo rápido que puede solucionar su problema. Si quieres, habla de algún caso de éxito. Ver cómo otros lo han conseguido ayuda a generar más deseo.

– Acción: lo tienes a punto de caramelo. Si lo has hecho bien, tu cliente potencial debería estar babeando. ¡Es el momento de hacer que vaya y compre! O de que haga click, vaya.

Ya deberías saber qué quieres que haga tu cliente a continuación. Solo tienes que dejárselo claro con una llamada a la acción y explicarle lo que pasará después.

Fórmula PAS

Otra fórmula de copywriting extremadamente sencilla de aplicar. Perfecta para anuncios y bastante útil para emails.

El único pero a esta fórmula es que quizás es demasiado básica para aplicarse en una página de ventas. A no ser que sea un producto muy básico y de precio reducido.

En este caso, las letras del nombre hacen referencia a: Problema, Agitación y Solución.

Vamos a entrar a verlas:

– Problema: seguramente ya lo sepas, pero cuando una persona se plantea comprar un producto es porque tiene un problema. Ya sea real o creado por una necesidad de reconocimiento, de aumento de la autoestima…

Es importante que conozcas los problemas de tu cliente potencial, porque en este punto debes hablarle de ellos. Si te equivocas, pasará de ti.

– Agitación: si tu cliente se identifica con los problemas que le has señalado en el punto anterior, seguramente se haya puesto alerta. Lo tenemos donde queríamos. Es el momento de atacar. De hacerle sentir dolor.

Usando puntos de dolor, tenemos que hacerle ver al lector que el problema que comentábamos es mucho más grave de lo que creía.

¿En qué se traduce ese problema? ¿Cuáles son sus fatales consecuencias? Cuéntaselas. Haz que sienta la necesidad de encontrar una solución.

– Solución: tu cliente potencial debe estar sudando la gota gorda. Normal. Con toda la caña que le has metido… No puedes dejarle así. Tienes que ayudarle a mitigar esa angustia. 

Es momento de presentar la solución: tu producto o servicio. Gracias a él, tu cliente puede librarse de todos esos problemas que le has hecho ver. ¡Menos mal!

Date de alta en mi lista y recibe mi guía gratuita con 10 TRUCOS BÁSICOS DE COPYWRITING. De vez en cuando también te mandaré emails con consejos para vender más y mejor. Siempre interesante y entretenido.

Para cumplir con la RPGD, tienes que aceptar la política de privacidad. Tu email se almacena en el proveedor de email marketing Mailchimp, que también cumple la RPGD.

Desde que leí el libro The Adweek Copywriting Handbook de este famoso copywriter americano, se convirtió en uno de mis preferidos.

Tal es su reputación en este mundo que tiene una fórmula de copywriting con su propio nombre. Además, se trata de una fórmula perfecta para organizar páginas de venta, ya que es mucho más detallada que las que hemos visto antes.

Vamos a analizarla:

– Atención: otra vez, es importante captar la atención del cliente potencial desde el principio. En palabras del propio Joseph Sugarman:

“El copywriting debe ser como un tobogán por el que se desliza el lector y no puede parar”.

Pues bien, el titular es el empujón que lanza al lector por ese tobogán.

– Agitación: esto también lo hemos visto antes. Se trata del momento en que “dramatizamos” el problema del cliente potencial. Hay que hacerle ver lo grande que es.

– Solución: así es, tienes que contarle la solución al cliente. Presenta tu producto o servicio y explica cómo va a ayudarle.

– Diferenciación: aquí es donde la fórmula de copywriting de Joseph Sugarman empieza a ponerse interesante. En este punto, debes mostrar tus puntos diferenciadores respecto a lo que ofrece la competencia.

Para ello, deberás investigar tu sector. Pero recuerda que ser diferente es una de las cosas más eficaces a la hora de vender: el esfuerzo valdrá la pena.

– Cómo funciona: tu cliente ya sabe lo que ofreces. También sabe qué es lo que te hace especial o diferente. Es el momento de entrar en detalles.

Explica tu producto o servicio con pelos y señales. No escatimes en detalles. La persona que se ha deslizado por el tobogán hasta aquí estará interesada en saber cómo funciona lo que ofreces antes de contratarlo.

– Características únicas: veamos, ¿cuáles son las características únicas de tu producto o servicio? Seguro que las tiene. Y este es el momento de destacarlas.

Si puedes, ayúdate de infografías o enuméralas con guiones. Es más fácil quedarse con la copla si lo expones de manera visual.

– Justificación: es el momento de justificar ante el cliente la compra de tu producto o servicio. Debes dar con el razonamiento que hará que tu cliente vea su inversión con otros ojos: los del beneficio.

– Llamada a la acción (CTA): llegados a este punto, debes dar tus precios, hablar de la garantía si la hubiere y, como siempre, hacer una llamada a la acción.

– Preguntas frecuentes (FAQ): seguro que muchos de los que se plantean contratar tus servicios o comprar tus productos se hacen preguntas. Y seguro que muchas de esas preguntas se repiten.

Anticípate. Dales respuesta y, a parte no tener que lidiar con ellas nunca más, consigue generar mayor confianza en tu cliente potencial.

– Resumen final: para rematar, haz un resumen de tu oferta. Remarca nuevamente los beneficios y haz que al cliente le piten los oídos una última vez. Entonces, en ese momento, repite tu llamada a la acción. ¡Ya lo tienes!

¿Que opinas de las fórmulas de copywriting?

Como comentaba al principio del artículo, las fórmulas de copywriting tienen sus defensores y sus detractores. Lo que es indudable es que pueden ser de gran ayuda para organizar tu copywriting.

Tenlas a mano como la receta de tu plato preferido. Pero, como he dicho, no dudes en adaptarlas a las necesidades de tus textos.

Y tú, ¿utilizas las fórmulas de copywriting o te dejas llevar por tu intuición a la hora de redactar tus textos de venta?

Cuéntamelo en los comentarios, ¡si te atreves!

Deja un comentario

Descarga gratis mi guía con 10 trucos básicos de copywriting.

Descubre los secretos del copywriting y empieza a sacar mayor provecho a tus textos de venta desde hoy mismo. Además, de vez en cuando recibirás historias en las que te doy algún consejo de copywriting.

Para cumplir con la RPGD, tienes que aceptar la política de privacidad.
Tu email se almacena en el proveedor de email marketing Mailchimp, que también cumple la RPGD.